Proyecto cultural sobre Tauromaquia basado fundamentalmente en la fotografía.
Informar y crear desde la imagen.
Una (otra) forma de entender y/o comprender.

Una (otra) forma de generar documentos y sugerir miradas.


martes, 31 de mayo de 2016

Vigésimasexta de la Feria (31 de mayo)

Toros de Saltillo y Moreno Silva 
Sánchez Vara: silencio y aplausos
Alberto Aguilar: silencio tras dos avisos y saludo
José Carlos Venegas: aplausos tras tres avisos y silencio

CORRIDA DE TERROR EN LAS VENTAS


Hacía bastantes años que no veíamos en Madrid poner banderillas negras. Hoy se pusieron a “Matarrata”, el segundo toro de Sánchez Vara, al que no se pudo picar y con el que no se podía  hacer nada,, ni lidiarlo siquiera.  Puede ser uno de los toros más difíciles de hacer algo con él en el ruedo.  Auténtico pánico en las cuadrillas, pero no por falta de valor, que lo echaron, sino porque era impredecible su comportamiento: arrancadas de leopardo, quiebros a los capotes, persecuciones a los toreros sin defensa (capote) y huida tras huida del caballo. El alcarreño Sánchez Vara, curtido en mil  batallas, hizo buena su escuela y cazó como pudo al tal “Matarrata”
El anterior, el tercero, de nombre “Luvino” se fue a los corrales porque Juan Carlos Venegas no pudo descabellarlo, después de entrar a matar tres veces, estocada y media, jugándose la honra y la vida.  El público, aún así, lo aplaudió. ¡¡Cómo sería el Satillo!!  En el sexto, hasta se atrevió a dibujar un par de series por la izquierda y alguna más por la derecha, con buen estilo, pero con la cara del toro por las nubes. Con Venegas banderilleó David Adalid de forma espléndida. Posiblemente a “Luvino” puso el mejor par en lo que va de feria.
Y Alberto Aguilar, en sus dos toros dio una lección de honestidad, lidiando hasta donde se podía e intentando algo más, incluso sin poderse-
Lo más triste, la plaza.  Sus tendidos, su tendido famoso, que cuando no ha salido aún todo el cuerpo de un toro de otra ganadería de toriles ya están silbando y protestando, hoy a los anovillados, famélicos (por ello mordían creemos), desangelados, feos, descastados, asilvestrados de Saltillo, en torno a los 500 kg, salvo el sexto, con 540, ni una protesta. Me niego a ver una y otra tarde toros como estos. 

Texto y fotos: Manuel Durán


Programa con toros y toreros
José Carlos Venegas
 Manolo Lozano junto a las fotos de Martín donde aparece junto a Balañá y Chopera
Alberto Aguilar
Francisco Javier Sánchez Vara
 El primero
 El primero
La embestida al capote de Sánchez Vara
Sánchez Vara intentándolo
Y  a terminar
 Alberto Aguilar recibiendo con el capote
Lucas Benítez
 César del Puerto
 Inicio de faena de Aguilar
Al natural
Y con la cara por las nubes
Intentándolo constantemente
Luvino
Luvino
David Adalid
El primero iba así
Y al siguiente pase así
Estilo en los ayudados de Venegas
Después de la estocada a volver a intentarlo
 Al final
 Primer capotazo y primer frenazo
Cazarrata
Cazarrata con su trofeo
Arreones en el caballo
 Y arreones a los banderilleros.
El pañuelo rojo del castigo a banderillas negras
Navarrete
Raúl Ramírez clavando como se podía las banderillas negras
La experiencia de Sáchez Vara
César del Puerto
 El quinto se dejó algo más
Alberto Aguilar por alto
 La carita del sexto
El sexto
Cornadas al cuello del caballo
JCV con la derecha
 Y con la izquierda y poco más

lunes, 30 de mayo de 2016

Vigésimaquinta de la Feria (30 de mayo)

Toros de Adolfo Martín
Rafaelillo: silencio tras aviso y vuelta al ruedo
Sebastián Castella: división tras aviso y saludo
Manuel Escribano: silencio y silencio


MALAGUEÑO

Los adolfos-victorinos fueron fieles a lo que se esperaba de ellos. Pero con reservas. Hubo fieras, hubo toros templados y hubo buen comportamiento en el caballo sin alharacas salvo un par de ellos. Las fotografías los delatan. Y a mí la duda me viene con Malagueño, el cuarto toro, segundo de Rafaelillo.  Fue bravo o fue alimaña. Su matador lo vendió como lo segundo. Yo, mi opinión, pero claro es la mía, es que el toro no era tan alimaña y que podía ser toreado al uso, eso sí, con temple y ganas de dominar al que yo creo que fue un gran toro. El torero lo vendió encimando, sin distancia, macheteos y un par de pases por derecha e izquierda como premio. Y el toro servía.  Hasta la vuelta al ruedo creo que la vendió, pero esta plaza y si el tendido famoso, dice ole, todos arrean. Y el tendido y las voces de otros tendidos en esta faena, para mi fuera de lugar, no protestaron. Es más, la jalearon.
Y Castella, con su quinto y sexto toro en esta feria, pues estuvo más en torero ortodoxo y a fe que lo consiguió con los naturales al quinto. Lentos, templados y largos. Sin duda, los mejores de la tarde.

Y de Escribano, bastante atragantón con ir a portagayola en sus dos toros y después intentarlo con lo poco que se dejaron.  Esto fue lo que dejaron los adolfos-victorinos, el segundo de los días del ciclo torista de San Isidro.

Texto y fotos: Manuel Durán 

Programa con toros y toreros
 De la lluvia atmosférica de ayer a la de la manguera hoy
Rafaelillo de azul y oro
Sebastián Castella de grana y oro
Manuel Escribano de carmesí y oro
 Los timbales multiplicados
El primer adolfo
Rafaelillo contra la casta albaserrada
 Pascual Mellinas guardando puerta
 Con la muleta igual
Conseguir algún derechazo
 El segundo
Los lances de Castella
Los lances de Castella
Escribiente en la segunda vara
Media en el quite de Escribano
 Isaac Mesa
 Inicio de la faena de Castella
Derchazo de Castella
Trincherilla
El volapié perfecto
Escribano dando permiso para abrir toriles
Cocinero en su salida y Escribano esperando
Esribano recibiendo a su primero en el tercio
Escribano en su primer par
 Brindis a Adolfo Suárez Illana
Derechazo de aquella manera
Malagueño
El recibo de Rafaelillo
El capote automático
 Por fin pudo cerrar los lances
Malagueño en el caballo
Y por tercera vez
 José Mora
Rafaelillo y Malagueño
Algún natural
Y a adornarse
Y derechazo
Y éxtasis final
 Y vuelta al ruedo
El quinto
Los naturales de Castella I
Los naturales de Castella II
Los naturales de Castella III
Y Escribano
Solventando la salida de Ebanista
Escribano en su primer par al sexto
Escribano en su segundo par al sexto
Y en el tercero
Cambiado en el inicio de faena
 Un segundo cambio
Con la derecha
Y con la izquierda
Derechazo con estilo